El hombre que explica por quГ© elaborar tareas domГ©sticas no es colaborar

En La Jungla. Un texto en el reparto de estas tareas del hogar que demanda que los miembros masculinos asuman responsabilidades se ha popularizado en las pГ­ВЎginas.

Novedades relacionadas

Ninguna persona en su sano pleito cuestiona actualmente que la fГ©mina nunca nace programada de realizarse cargo de estas tareas de hogar. Sin embargo, sigue estando excesivamente famosa la idea (y la expresiГіn) sobre que los varones “ayudan” en residencia. Puede que atrГЎs sobre esa frase Гєnicamente huviese buenas intenciones, pero lo cierto es que rezuma machismo.

Que los miembros masculinos ayuden implica que la responsable primera sobre conseguir delante los quehaceres es ella. Ellos sencillamente estarГ­an colaborando al ir a la obtenciГ­Віn, lavando la ropa o fregando los cacharros; No obstante no es su obligaciГіn. No obstante, cada vez existe mГЎs varones que comprenden de forma perfecta que las tareas son usuales y: por tanto, hay la corresponsabilidad acerca de ellas.

Ya que bien, este serГ­В­a el pensamiento que resalta la publicaciГіn de Facebook que inscribirГ­ВЎ ha hecho viral en las Гєltimas semanas. MГЎs de 53.000 usuarios la han compartido desde la pГЎgina hembras al completo ГЎmbito by Resendiz. No se trata: nunca obstante: de la publicaciГіn nueva (se ha compartido en diversos idiomas desde, por lo menor: enero sobre 2017), No obstante su Г©xito ha conseguido colocar el debate la vez mГЎs encima de la mesa.

“Yo no ayudo porque nunca me lo agradece”

La biografГ­a funciona sweet pea dating app especialmente por motivo de que es un hombre el que deje en primera persona y, por tanto, el mensaje llega mejor a otros hombres. El protagonista explica que invitГі a un amigo a su hogar a coger cafГ© y, llegado el momento, le dijo que iba a limpiar entre los platos. “Me alegra que ayude a su chica. Yo nunca ayudo por motivo de que cuando hago algo mi fГ©mina nunca me lo agradece. La semana pasada lavГ© el suelo desplazГЎndolo hacia el pelo ni un ‘gracias'”, contestГі el otro sorprendido.

“VolvГ­ a sentarme con Г©l desplazГЎndolo hacia el pelo le expliquГ© que yo no ayudo a mi esposa. Realmente: mi fГ©mina no necesitarГ­ВЎ asistencia: ella necesita un socio. Yo soy un socio en residencia desplazГЎndolo hacia el pelo por por medio de sobre esa mundo se dividen las funciones: aunque nunca se trata de una asistencia igual que las tareas de hogar. Yo nunca ayudo a mi esposa a abrillantar la hogar por motivo de que yo AdemГ­ВЎs vivo aquГ­ y serГ­В­a preciso que yo igualmente limpie. Yo nunca ayudo a mi chica a cocinar porque yo igualmente quiero comer y no ha transpirado serГ­В­a indispensable que yo AdemГ­ВЎs cocine.

Yo no ayudo a mi mujer a jabonar las platos luego de consumir porque yo AdemГ­ВЎs empleo esos platos. Yo nunca ayudo a mi esposa con las hijos por motivo de que AdemГ­ВЎs son mis hijos desplazГЎndolo hacia el pelo mi empleo serГ­В­a acontecer pater. Yo nunca ayudo a mi fГ©mina a jabonar: extender o virar la ropa por motivo de que la ropa tambiГ©n es mГ­a y no ha transpirado sobre mis hijos. Yo nunca soy la ayuda en vivienda: soy parte sobre la casa”.

Con respecto a los elogios, sigue el texto: “le preguntГ© a mi amigo cuГЎndo fue la Гєltima ocasiГіn que -despuГ©s de que su mujer terminase sobre adecentar la vivienda: lavar la ropa: Canjear las sГЎbanas sobre la cama: baГ±ar a sus hijos: cocinar: montar, etc.-, le habГ­a citado ‘gracias’. Te parece absurdo? Te estГЎ pareciendo insГіlito? Cuando usted, una vez en la vida, limpiГі el asfalto, esperaba en lo minГєsculo un premio de excelencia, por quГ©?”.

La civilizaciГіn machista

“semejante vez por motivo de que Con El Fin De usted, la civilizaciГіn machista huviese mostrado que todo sea faena sobre ella. (. ) CompГіrtate igual que un verdadero compaГ±ero: nunca como un huГ©sped que separado viene Con El Fin De comer, yacer: baГ±arse y no ha transpirado complacer las exigencias sexuales. (. ) El cambio real de nuestra comunidad empieza en nuestros hogares, enseГ±Г©mosles a nuestros hijos e hijas el sentido real de el compaГ±erismo”.

SegГєn entre los datos mГЎs recientes de el INE en materia sobre tareas sobre precauciГіn y no ha transpirado tareas del hogar: correspondientes al aГ±o 2016, las horas semanales que dedicamos los espaГ±oles a esta clase sobre tareas se diferencian harto segГєn el sexo. Frente a las 23 horas que emplean los miembros masculinos en el precauciГіn o instrucciГіn sobre las hijos: las chicas invierten 38.

En cocinar o hacer labores domГ©sticas: los hombres gastan 11 horas y las hembras 20. En el cautela sobre familiares o amigos dependientes, ellos pasan 14 horas y no ha transpirado ellas 20 con los menores sobre 75 aГ±os desplazГЎndolo hacia el pelo 18 con mayores sobre 75 aГ±os de vida. Eso sГ­, los dos sexos emplean 16 horas semanales al precauciГіn o formaciГіn de entre los nietos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *